English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic

No era amor, tan solo pasión.

Es la sangre que fluye por mis venas, la misma que se altera cuando soplas en mi espalda. Tan solo lujuria, en el interior del frasco de tus manos, sopesadas a la hora de acariciar las curvas de mi cuerpo y los mechones que caen por mi espalda. No es amor, es pasión lo que llena mis labios de sangre, y mis mejillas del calor que emana tu aliento. Tal vez cuando corra el tiempo, abras el tallo de la rosa que me regalaste ayer por la mañana, azul como el viento que supuran mis heridas; las mismas que contemplaste en mi cara marchita y que decidiste curar con tu afecto.

Rogabas a mi risa que por favor se manifestase, por que no había días bonitos desde que la escuchaste, asomada a la ventana mirando de reojo, sin poder hacerla tuya; en ese momento fue cuando te diste cuenta de que no podías vivir sin ello. Desde entonces, antes de ir a dormir me pides que te ría, por lo bajo o en alto en medio de cualquier lugar, que estalle como dinamita y que me encierre en tus brazos. Por eso dices que no hay días bellos sin el rubor de mis pestañas, por el brillo que observaste diferente en mi mirada. Tus palabras y tus versos se han inspirado de nuevo, esta vez en una chica que no esperabas ver ni por asomo; aqui estoy sin embargo, escondida entre mis miedos. Tú quieres venir a amarme y a darme el mundo por un beso, mientras que yo espero ver el mundo para darte más que un beso.


Dedicada a mi gran amiga M, por haberme inspirado este texto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada